El tatami en Judo

By | 22/05/2013

Ya hablamos en un artículo anterior acerca del uso de los dojo, como los lugares más adecuados para la práctica del Judo y otras artes marciales de forma tradicional. Y es que no cabe duda de que para lograr un desempeño mejor y más seguro al momento de efectuar distintas técnicas de combate, el espacio en donde se realizan influye bastante. Es por eso que hoy vamos a hablar del tatami, un tipo de suelo muy extendido en la construcción de inmuebles japoneses y que resulta necesario para amortiguar las caídas del Judo.el tatami en judo

El tatami se caracteriza por ser consistente y lo bastante grueso como para resistir el efecto de los ataques provocados en el Judo. No obstante, también cuenta con una parte ligeramente acolchada en su superficie, que garantiza la comodidad de los practicantes, al mismo tiempo que les evita hacerse de lesiones graves como consecuencia de movimientos bruscos.

Siempre que los apréndices se encuentran pisando sobre el tatami, es necesario que permanezcan descalzos, pues esto además de aportarles mayor fluidez y destreza en sus técnicas, les permitirá conservar mejor la superficie.

En lo que respecta a las dimensiones del tatami, estas dependerán de los fines de la estancia en donde sea colocado:

  • Si se trata de un espacio destinado a impartir clases, la longitud de la superficie puede adaptarse sin ningún problema a las necesidades del maestro, tomando en cuenta el número de estudiantes que piensa distribuir por cada sesión dentro del lugar.
  • Si por el contrario estamos hablando de un sitio, donde se celebrará una competencia formal, entonces lo mejor será construir un tatami de 8 metros de longitud, de los cuales se utilizarán un par para considerar la zona segura y la zona de peligro en el momento del combate. Dichas áreas pueden ser delimitadas con un poco de cinta roja.